viernes, 28 de agosto de 2015

"QUISIERA"


Quisiera no ser tan bajita
que necesite un banco para alcanzar cualquier cosa.

Quisiera no ser de piernas tan cortas
y tener que caminar al doble de velocidad
que la mayoría para ir a su paso.


Quisiera no tener dos pies izquierdos
porque en la clase de ‘step’ me tropiezo con el banco y no logro hilar los pasos. 


Quisiera no tener tan cortos los brazos
y que me haya rechazado el maestro en mi primera clase de violín.

 
Quisiera no tener el talle tan corto
que cuando me hacen un vestido, la costurera piensa que se equivocó y lo descose.

 



Quisiera no ser alérgica al cigarro.
Quisiera no tener tan sensible la piel.
Quisiera no necesitar anteojos.
Quisiera no ser intolerante a la lactosa.

Quisiera no ser tan friolenta.
Quisiera no ser tan calurosa.
Quisiera comprender mejor las matemáticas
Quisiera no tener que medirme en mis gastos.


Quisiera no tener bolsas debajo de los ojos
y que mi columna no tuviera una desviación.

Quisiera que de niña no me hubieran molestado tanto
por tener mis dientes chuecos y ser tan flaca.

Quisiera no tener la cara tan redonda.
Quisiera que no me tronaran las rodillas.


Quisiera…
Quisiera que esta lista no fuera tan larga.

Pero, todos estos ‘quisieras’ solo me hacen QUERER

-Mirar siempre hacia arriba.
-Quemar más calorías al tener que caminar más rápido porque mis piernas son cortas.
-Abrazarte más fuerte porque mis brazos no te pueden rodear por completo.
-Perseverar para no hacer el ridículo en la clase.
-Esforzarme más en las abdominales para que mi cintura se note.
-Jamás intentar fumar.
-Querer sentir tu roce.
-Acercarme más y sorprenderme con los detalles pequeños porque de lejos no los veo.
-Querer conocer nuevos alimentos.
-Tenerte cerca.
-Que me gusten las duchas frías para que mejore mi circulación sanguínea.
-Hacer ejercicios matemáticos para tener mi mente alerta.
-Ahorrar y aprender a reparar cosas yo misma.

-Querer mis ojeras porque hacen expresiva mi mirada.
-Entender que la belleza la tenemos todos y lo que para mí es un defecto, a ti es lo que más te puede gustar.
-Querer sonreír porque soy feliz.

-Tomarme mi tiempo para subir cada escalón.
-Darme cuenta de mi fragilidad...

Porque toda esta lista me hace quien soy, quien fui, quien puedo y quiero ser.

Me hace ser creativa y buscar siempre la alternativa, el otro camino, llegar a donde quiero. 


Porque me provoca, me alienta, me pule y me satisface.
 
Me reta a no rendirme, a saltar más alto, a estirarme más lejos, a mirar más arriba, a conseguir lo que quiero.

Me hace comprender que hay cosas que no puedo cambiar y que las debo aceptar.
Me hace ser única.

Me hace ser yo y ser agradecida porque no me falta nada.
¿Ya tienes tu lista?

Con cariño, Angie.